Una expropiación más y van…

Ya en Agosto de 2007, en The Forgotten Man nos preguntábamos cómo haría el gobierno para pagar los intereses de la deuda en los años venideros. Pues bien, este año hemos visto como solución la creciente presión impositiva, con las retenciones a la exportación como un ejemplo pintoresco de esta circunstancia. La nueva medida adoptada por nuestro gobierno “K tras K” (en todo sentido) es la re-estatización de las jubilaciones. Una nueva expropiación y van…

¿La excusa? La crisis financiera internacional debilitó la capacidad de pago de las AFJP, por lo que el Estado, en su magnanimidad, deberá hacerse cargo de los avariciosos aportantes que despreciaron la oportunidad de regresar al sistema de reparto el año pasado. Sería como “el regreso del hijo pródigo”, con una pequeña variante: al abandonar la casa el joven, el padre lo sigue, lo apedrea, y cuando el muchacho está tirado en el lodo, envía a sus agentes armados para que lo arrastren nuevamente al hogar.

Es interesante el argumento “rescate” que propone el gobierno, ya que las dificultades financieras que las AFJP enfrentan se deben, esencialmente, a las acciones gubernamentales. En primer lugar, se obligó a las AFJP a que compraran bonos estatales, que a lo largo de la historia fueron incluidos en planes de quita de deuda, pesificados, y defaulteados por la intervención de Moreno en el INDEC. Debemos recordar que los bonos de deuda que compulsivamente tuvieron que adquirir las AFJP ajustan el capital por el índice de precios, y, como bien señalaba Kretina en julio del año pasado, “cada punto de inflación representa 420 millones de pesos” que el gobierno robó de nuestros aportes jubilatorios mes a mes a través de la subestimación de la inflación. Pero esto no es todo. Las AFJP también fueron obligadas a repatriar los fondos que tenían invertidos en Brasil, y entregarle sus dólares al Estado, de modo que todos pudiéramos participar en la recuperación de reservas del Banco Central. Y finalmente, el traspaso de aportantes del sistema de capitalización al de reparto (en muchos casos sin consentimiento de los afectados), con el que el gobierno pudo inflar el superávit fiscal, olvidando mencionar que cada peso recaudado hoy es un peso adeudado para mañana. Tomando todos estos factores en consideración, las declaraciones del Jefe de Gabinete generan una cierta indignación: “Las AFJP incumplieron su deber de financiar el desarrollo, de invertir en actividades productivas, de apoyar la industria. Por eso termina el régimen y lo anuncia la Presidente (…) Las AFJP, como sistema, nos desilusionó: incumplió con su misión de largo plazo para los sectores productivos.” Claro, sus fondos no estaban disponibles, ¡debido a la expropiación llevada a cabo por el gobierno!

El efecto inmediato de esta medida es la reducción de la deuda estatal, ya que los títulos en poder de las AFJP van a ser destruidos en la estatización. De alguna forma, el gobierno estaría expropiando su propia deuda. Sin embargo, dado que las AFJP son las principales demandantes de bonos emitidos por el Estado, una pregunta pertinente es a quién le van a vender estos títulos en el futuro. Porque, más allá de los $15.000 millones anuales que se agregan a la caja estatal, el acelerado crecimiento del gasto público va a obligar al gobierno a endeudarse aún más. ¿Nos convertiremos en una colonia más del Imperio Bolivariano? ¿Seguirá Tata Chávez rescatándonos?

Pero aún más preocupante que la idea de que $15.000 millones anuales, que podrían invertirse en algo productivo, vayan a financiar los delirios populistas de nuestros líderes políticos (¿cuántos choripanes se pueden comprar con ese dinero?), es el hecho de que nuevamente nuestros derechos constitucionales son pisoteados y nuestra respuesta, como sociedad, es nula. El único “laissez faire” permitido en este país es el ejercido por el gobierno. ¿Dónde está el límite? ¿Cuándo vamos a reaccionar? Porque al ritmo al que vamos, lo único que nos diferencia de Venezuela es tiempo. Y de Cuba, un tiempo más.

 “La ignorancia del pueblo, en el gobierno de sí mismo, es una mina de poder para los gobernantes sin probidad, que son los negreros de sus compatriotas, al favor de esa ignorancia. Es en fuerza de esa ignorancia, que el pueblo cree que elige lo que sus gobernantes le hacen elegir; cree que piensa por él lo que sus gobernantes le hacen pensar; cree que por sí mismo hace cuanto hace, y la verdad es que nada hace, sino lo que el gobierno le hace hacer. Cree que es poseedor, y en realidad es poseído; se figura que es soberano y señor de sí mismo, y en realidad es vasallo servil de sus gobernantes. Porque su nombre y su poder son invocados en los actos de sus gobernantes, tal pueblo se considera garantido contra el despotismo, y no se apercibe de que es oprimido sin refugio, porque es oprimido con su propia soberanía y en su propio nombre; de que su tiranía es indestructible, precisamente porque es tiranizado con su propio poder o libertad. Sólo en este sentido burlesco, puede decir que se gobierna a sí mismo, y que es libre un pueblo dotado de tal ignorancia. Y no es otro ni puede ser otro el modo de ser libres de los pueblos que carecen de la inteligencia, de la educación, de la costumbre de gobernarse a sí mismos, en lo cual consiste toda la libertad política.”
Juan Bautista Alberdi 

Anuncios

7 Responses to “Una expropiación más y van…”


  1. 1 ignacio octubre 21, 2008 en 11:38 am

    los K, no tienen limites

  2. 2 Doble Doble V octubre 21, 2008 en 3:44 pm

    No te hartás de decir: “Te lo dije” ????

  3. 3 Laura octubre 21, 2008 en 4:12 pm

    ignacio: Creo que el problema no es tanto que los k no tengan límites, sino que se han destruido las instituciones creadas por nuestra Constitución para limitarlos. Y aún peor, la ciudadanía no reacciona frente a los abusos de poder.

    Doble Doble V: jajajaja… Es difícil que te escuchen cuando tenés 23 años y un blog que leen la familia y unas 10 personas más je, así que no me queda otra que decir “te lo dije”. Muchas gracias por siempre estar presente! =)

  4. 4 andres octubre 22, 2008 en 12:59 am

    es tal cual, desfalcaron las afjp, se quedaron con su dinero y ahora se quedan con los bonos que les vendieron, que gran negociado…
    esta desaparecido chavez ultimamente… mmm
    dios quiera contemos con otro julio cesar cleto, vamos a ver que dice el congreso

  5. 5 Fernando Amaya Dalmasso octubre 22, 2008 en 5:25 pm

    No van a terminar acá, algo más van a intentar robar/saquear.

  6. 7 gabi noviembre 2, 2008 en 10:38 pm

    Fernando, tenes una gran razon. y te digo algo , van por mas. estos K no tienen limites. ¿cuantos argentinos habra que juntar para que se den cuenta que estamos hartos de ser estafados es nuestros mas elementales derechos?

    me alegro leer sus comentarios, crei que era yo la que iba contracorriente pero, veo que son muchos los que perciben esta semejante estafa,… entre otras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El Hombre Olvidado

Feeds del sitio


Blogalaxia


Libertarian Blogs - Blog Catalog Blog Directory
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
contacto forgottenman.wordpress@gmail.com twitter.com/Lausen

A %d blogueros les gusta esto: