Archivo para 27 junio 2008

Odio

“El odio como factor de lucha, el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una eficaz, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así: un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.”

Ernesto “Che” Guevara
Mensaje a la Organización de Solidaridad con los
Pueblos de Asia, África y América Latina
Abril de 1967

¿Ésta es la “política de derechos humanos” que tanto enorgullece al gobierno?

Anuncios

Primero yo

El ajusticiamiento social

“Quiero contarles que, tal vez, el mérito más grande y el ejemplo más grande que Manuel Belgrano puede darnos a nosotros, a todos los argentinos, y a ustedes que recién empiezan en la vida, es que él, cuando tuvo que elegir entre su vocación y el deber, eligió el deber. Ustedes se preguntarán qué significa esto de elegir entre la vocación y el deber. Cuando uno sigue su vocación, cualquiera, puede ser profesional, militar, docente, jardinero, su vocación, está haciendo lo que le gusta, lo que le satisface, lo que le da placer, lo que ha querido ser; cuando uno elige el deber es otra cosa, ya no es la satisfacción de uno mismo, ya no es el gusto personal. Cuando uno elige entre la vocación y el deber está eligiendo en el deber a los otros, al compromiso con la sociedad, al compromiso con el país, al compromiso con la Patria.”
Cristina Fernández de Kirchner

 

“La justificación del sacrificio que tu moral propone es más corrupta que la corrupción que intenta justificar. El motivo de tu sacrificio, te dice, debe ser el amor, el amor indiscriminado que debes sentir por todas y cada una de las personas. La misma moral que profesa que los valores del espíritu son más preciosos que la materia, que te enseña a despreciar a una prostituta que entrega su cuerpo indiscriminadamente a todos los hombres, te exige que entregues tu alma a un amor promiscuo cualquiera.

Así como no puede haber riqueza sin causa, tampoco puede haber amor sin causa o cualquier clase de emoción sin causa. Una emoción es una respuesta a un hecho de la realidad, una estimación dictada por tus parámetros. Amar es valorar. Quien diga que es posible valorar sin valores, amar a quienes consideramos despreciables, también sostendrá que es posible hacerse rico consumiendo sin producir y que el papel moneda es tan valioso como el oro.

Observa que ese hombre no espera que sientas un miedo sin causa. Cuando los de su calaña obtienen el poder, se vuelven expertos en la elaboración de métodos de terror, en darte buenos motivos para someterte al temor mediante el cual te gobiernan. Pero cuando se trata de amor, la más elevada de las emociones, les permites que te acusen a los gritos de delincuente moral por ser incapaz de sentir amor sin causa. Cuando un hombre injustificadamente tiene miedo lo llevas a un psiquiatra; pero no tienes tanto cuidado cuando se trata de proteger el significado, la naturaleza y la dignidad del amor.

El amor es la expresión de los propios valores, la mayor recompensa que podemos ganar por las cualidades morales que hemos cultivado en nuestra persona y en nuestro carácter, el precio emocional que pagamos por el placer que recibimos de las virtudes de otros seres humanos. Tu moral te exige que divorcies el amor de los valores y que se lo des a cualquier vagabundo, no como contrapartida de su valor, sino como contrapartida de su necesidad; no como recompensa, sino como limosna; no como pago por sus virtudes, sino como un cheque en blanco para sus vicios. Tu moral afirma que el propósito del amor es liberarte de las obligaciones de la moral, que el amor es superior al juicio moral; que el verdadero amor trasciende, perdona y sobrevive cualquier tipo de maldad, y cuanto mayor es el amor, mayor es la depravación que permite al ser amado.

Amar a alguien por sus virtudes es mezquino y humano, te dicen; amarlo por sus errores es divino. Amar a quienes lo merecen es egoísta; amar a quienes no lo merecen es sacrificio. Les debes tu amor a aquellos que no lo merecen, y cuanto menos lo merecen, más amor les debes; cuanto más despreciable es el objeto, más noble es tu amor; cuanto menos exigente sea tu amor, mayor será tu virtud; y si puedes hacer de tu alma un depósito de basura que acoja cualquier cosa por igual, si puedes dejar de estimar los valores morales, entonces habrás alcanzado el estado de perfección moral.

Tal es tu moral del sacrificio y tales son los ideales que ofrece: hacer del cuerpo un chiquero y del espíritu un alañal.”
Ayn Rand

Cacerolas disidentes

“El disidente no actúa en la esfera del poder real en absoluto. No está buscando el poder. No aspira a cargos oficiales ni busca votos. No trata de agradar al público, no ofrece nada ni promete nada. Puede ofrecer en todo caso sólo su pellejo, y lo ofrece en soledad porque no tiene otro modo de afirmar la verdad que sostiene. Sus acciones simplemente articulan su dignidad como ciudadano, sin importar el costo.”

Vaclav Havel

 

 

¡JUICIO POLÍTICO A LOS KIRCHNER!

¿A qué Constitución se refiere Cristina?

La Abogada de Título Dudoso dijo el día 9 de junio en el Salón Blanco de la Casa Rosada:

“Compatriotas: mañana van a ser exactamente tres meses, que desde el Poder Ejecutivo Nacional, en atribuciones legítimas que nos confiere la Constitución Nacional, adoptamos un sistema de retenciones móviles para determinados productos alimentarios: para el maíz y el trigo redujimos la alícuota, que hasta ese momento estaba vigente y la aumentamos para la soja.”

La mención y acatamiento de la Constitución Nacional por parte de la PresidentA de todos los argentinos debería ser motivo de gran alegría para los habitantes del país, ya que representaría el retorno al camino de la institucionalidad, abandonado hace ya tanto tiempo. Sin embargo, la frase citada con anterioridad no provoca tal efecto. Y la causa es que la Constitución a la que Cristina hace referencia no es la argentina.

En primer lugar, la Constitución Nacional Argentina sostiene que sólo el Congreso tiene la potestad de fijar impuestos:

Artículo 4º.- El Gobierno federal provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro nacional formado del producto de derechos de importación y exportación, del de la venta o locación de tierras de propiedad nacional, de la renta de Correos, de las demás contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la población imponga el Congreso General, y de los empréstitos y operaciones de crédito que decrete el mismo Congreso para urgencias de la Nación, o para empresas de utilidad nacional.

Artículo 9º.- En todo el territorio de la Nación no habrá más Aduanas que las nacionales, en las cuales regirán las tarifas que sancione el Congreso.

Artículo 17º.- La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el artículo 4º. (…).

Artículo 52º.- A la Cámara de Diputados corresponde exclusivamente la iniciativa de las leyes sobre contribuciones y reclutamiento de tropas.

Artículo 75º.- Corresponde al Congreso:
1. Legislar en materia aduanera. Establecer los derechos de importación y exportación, los cuales, así como las avaluaciones sobre las que recaigan, serán uniformes en toda la Nación.

Los lectores del blog, confiando seguramente en la veracidad de las palabras de la Reina Batata, pensarán que este artículo proviene de argentos de la peor calaña” y argumentarán que las retenciones fueron modificadas a través de un decreto, y que el Ejecutivo cuenta con esta potestad de acuerdo a la Constitución Argentina. Sin embargo, nuevamente es la misma Constitución la que los desmiente:

Artículo 99º.- El presidente de la Nación tiene las siguientes atribuciones:
3. Participa de la formación de las leyes con arreglo a la Constitución, las promulga y las hace publicar.
El poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo.
Solamente cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes, y no se trate de normas que regulen materia penal, tributaria, electoral o el régimen de los partidos políticos, podrá dictar decretos por razones de necesidad y urgencia, los que serán decididos en acuerdo general de ministros que deberán refrendarlos, conjuntamente con el jefe de gabinete de ministros. (…).

Pero los oficialistas no deben desesperarse todavía: queda un as bajo la manga. El Poder Legislativo cedió poderes especiales al Ejecutivo, y este hecho legitima la medida del gobierno. ¿O no?

Artículo 29º.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.

Por todas estas razones, desde The Forgotten Man sostenemos que Cristina Fernández de Kirchner debe abandonar su cargo. Y antes de que cualquier ignorante nos tilde de golpistas, aclaramos que la Constitución de la Nación Argentina en ningún momento sostiene que los presidentes electos pueden contradecirla en el ejercicio de sus funciones, ni califica de golpistas a todos aquéllos que pretendan defenderse de los atropellos cometidos por el gobierno a los derechos por ella garantizados. Por el contrario, especifica un procedimiento a través del cual destituir a los funcionarios que se niegan a restringir sus acciones a las atribuciones que sus artículos delimitan:

Artículo 53º.- Sólo ella [la Cámara de Diputados] ejerce el derecho de acusar ante el Senado al presidente, vicepresidente, al jefe de gabinete de ministros, a los ministros y a los miembros de la Corte Suprema, en las causas de responsabilidad que se intenten contra ellos, por mal desempeño o por delito en el ejercicio de sus funciones; o por crímenes comunes, después de haber conocido de ellos y declarado haber lugar a la formación de causa por la mayoría de dos terceras partes de sus miembros presentes.

Artículo 59º.- Al Senado corresponde juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados, debiendo sus miembros prestar juramento para este acto. Cuando el acusado sea el presidente de la Nación, el Senado será presidido por el presidente de la Corte Suprema. Ninguno será declarado culpable sino a mayoría de los dos tercios de los miembros presentes.

Artículo 60º.- Su fallo no tendrá más efecto que destituir al acusado, y aun declararle incapaz de ocupar ningún empleo de honor, de confianza o a sueldo en la Nación. Pero la parte condenada quedará, no obstante, sujeta a acusación, juicio y castigo conforme a las leyes ante los tribunales ordinarios.

En conclusión, a la hora de analizar los dichos y justificaciones de los políticos que supimos conseguir, deberíamos adoptar la metodología propuesta por Thomas Jefferson en la siguiente frase: “Pongan a la razón firmemente en su trono, y llamen ante su tribunal a cada hecho, a cada opinión. Cuestionen con bravura incluso la existencia de Dios; porque si lo hay, debe más aprobar el homenaje de la razón que el del temor ciego.”

No serás olvidado

Bernardo Neustadt (1925-2008)


 Jorge Luis Borges
En El oro de los tigres (1972) 

Un solo hombre ha nacido, un solo hombre ha muerto en la tierra.
Afirmar lo contrario es mera estadística, es una adición imposible.
No menos imposible que sumar el olor de la lluvia y el sueño que anteanoche soñaste.
Ese hombre es Ulises, Abel, Caín, el primer hombre que ordenó las constelaciones, el hombre que erigió la primer pirámide, el hombre que escribió los hexagramas del Libro de los Cambios, el forjador que grabó runas en la espada de Hengist, el arquero Einar Tambarskelver, Luis de León, el librero que engendró a Samuel Jonson, el jardinero de Voltaire, Darwin en la proa del Beagle, un judío en la cámara letal, con el tiempo, tú y yo.
Un solo hombre ha muerto en Ilión, en el Metauro, en Hastings, en Austerlitz, en Trafalgar, en Gettysburg.
Un solo hombre ha muerto en los hospitales, en barcos, en la ardua soledad, en la alcoba del hábito y del amor.
Un solo hombre ha mirado la aurora.
Un solo hombre ha sentido en el paladar la frescura del agua, el sabor de las frutas y de la carne.
Hablo del único, del uno, del que siempre está solo.

La PresidentA Cachivache

La Bruja Cachavacha (también conocida como PresidentA Cachivache) volvió a dar cátedra el jueves en La Matanza. Acompañada por el gobernador Daniel “Guardo el oliva bajo llave” Scioli y el Búho Randazzo, abandonó la Covacha Rosada decidida a dar por tierra con los rumores pesimistas esparcidos por los medios antidemocráticos del país. “Miren, un instante, un solo minuto reflexionen sobre lo que hemos logrado, en estos años, cómo le estamos ganando a esa profecía que nos decía que los argentinos no podíamos, que no sabíamos”, se la escuchó gritar enardecida.

En primer lugar, la Veterana de Trulalá resaltó como un logro de su gobierno la recuperación de la movilidad social en la Argentina: “Yo quiero decirle, a todos, hablarles desde el fondo de mi corazón, cuando uno es Presidente tiene que gobernar para todos los argentinos, pero también tiene que tomar decisiones que ayuden a que los que más tienen puedan contribuir para que los que menos tienen vivan todos los días un poco mejor.” Y hay que reconocer que pocas personas en el mundo han logrado este propósito con tanto éxito como el matrimonio presidencial. Sólo basta ver el crecimiento exponencial experimentado por el patrimonio de Lázaro Báez, Cristóbal López, Rudy Ulloa y Enrique Eskenazi, prohombres de la patria transversal.

Pero esto no es todo: hemos demostrado que podemos producir, que podemos trabajar, crecer y progresar”, sentenció. Después de leer su declaración jurada, no caben dudas acerca del cremiento y el progreso. Lo que no queda tan claro es lo del trabajo y la producción. Es decir, si el crecimiento de sus ingresos (tal como los K aseguran) es producto del alquiler de sus inmuebles, entonces la pareja no es productora sino rentista. En este contexto resultan extrañas las descalificaciones de parte del gobierno a los terratenientes oligárquicos que viven del alquiler de sus campos. Tampoco se entiende demasiado por qué decidió invertir en un hotel boutique en El Calafate, si considera como “teorías extrañas” la idea de “ser un país de servicios”. Sería interesante que explicara también la razón por la cual los productores agropecuarios deberían vender “a precios que los argentinos puedan pagar, y no a los precios que nos pagan en el exterior” cuando la tarifa más baja que ella cobra en su hotel es de u$s 1.319.

¡Ay, Cachavacha! Te vendría bien recordar tus propias palabras: “La avaricia es uno de los pecados que Dios más condena, porque dice que es la que congela el corazón de los ricos y no les deja ver el sufrimiento de los pobres.”

Más adelante, la PresidentA lanzó un acertijo a la audiencia: “Yo me pregunto: ¿qué empresa automotriz, por más grande que sea puede estar tres meses cerrada, sin trabajar; qué fábrica metalúrgica, qué fábrica de aluminio, quién puede vivir tres meses sin trabajar?” En The Forgotten Man no pudimos encontrar la respuesta dentro de los rubros mencionados por Cachivache, pero proponemos una nueva categoría: líneas aéreas. La solución, entonces, se vuelve obvia: ¡LAFSA!

A pesar de los aplausos y vítores regurgitados por los matanceros presentes, no todos disfrutaron el acto. Fuentes confiables sostienen que cuando Scioli escuchó a la Oradora Vetusta decir que “lo saben los hombres y las mujeres a lo largo y lo ancho del país, que todos los días tienen que levantarse y treparse a los trenes, a los micros, como pueden, para llegar a la fábrica y al comercio” se atragantó con la pastafrola: creyó que se trataba de una alusión al viajecito de Karina.

“Quiero que sepan todos y cada uno de mis compatriotas, que mi opción siempre va a ser por los pobres.”
Cristina Fernández de Kirchner

“El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria.”
Winston Churchill


El Hombre Olvidado

Feeds del sitio


Blogalaxia


Libertarian Blogs - Blog Catalog Blog Directory
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
contacto forgottenman.wordpress@gmail.com twitter.com/Lausen